Poemas

VERSUS

 

Resultado de imagen para razon vs emocion
Imagen: razonvsemocion

¿Qué pasa mientras se piensa? ¿se extraña?, ¿se siente?, quizás, ¿se anhela?, o ¿simplemente no sabemos qué hacemos? ¡nada de estas cosas! ¿Imaginamos?, ¿tememos?, ¿olvidamos?, quizás pasa de todo a la vez.         Queremos, soñamos, volvemos a temer y olvidamos todo. ¿Sirve? ¿Funciona? ¿Promete? Justo en ese momento se tiene todo y a la vez nada.

Es intenso, sólidamente frágil, es eterno, o bien, es fugaz. Nuevamente no sabemos nada. Pero ¿y qué con esto? ¿Será o no será?, ¿cuánto se ha de esperar?, acaso, ¿se pasará la vida viendo como todo se nos va por más que lo queramos?

Un texto, una voz, un beso y un adiós, un vuelve pronto con un te quiero, un deseo inmenso para nuevamente perdernos. Serás tú, seré yo, un combate reñidos entre la mente y el corazón.

Seguramente algunos imaginarán muchas cosas, otras difícilmente han llegado hasta estas líneas, ¡no importa! Tú sabes de qué  hablo. Tú sabes de qué escribo, tú sabes que te pienso.

Solo que por mi mente pasa, ¿pensarás tú también en que yo en ti estoy pensando? ¿Será o no será?, ¿cuánto se ha de esperar? , o ¿se pasará la vida viendo como todo se nos va por más que lo queramos?

 

Ricardo Arias.

Poemas

TRANCE

Resultado de imagen para mente cosmos

Imagen: Tó no cosmos

¿Pero esto a dónde va? ¿Cuál es su fin?

Un grito ha callado, en las ganas del intento,

un dolor ha mermado en la sonrisa disfrazada de tranquilidad absoluta,

en el ahogo inmediato de un mundo tan inquieto,

tan lleno o incompleto, despojado, tan contrario, tan opuesto.

El dominio por completo de la inocencia, la razón y el sentir.

Una felicidad que frecuentemente se ve triste,

Una mentira tan expuesta y que es poco vista, o se resisten a verla.

Una verdad tan oculta.

Una batalla tan interna,

Una locura tan sublime,

Una historia  inefable,

Un momento tan mudo de la madrugada solitaria.

Yo sé en qué termina, yo sé cómo acaba,

En el valor de continuar

 O en la pérdida de la calma.

 

Ricardo Arias.

Poemas

LÁGRIMAS

 Gif: Tumblr

Nuevamente por las noches han salido a jugar

esas chiquillas inquietas que lagrimas se hacen llamar.

De los ojos, su refugio, van una tras otra sin cesar,

corriendo por la mejía, lugar favorito a recorrer,

una por una se pierde, no se ven más al caer.

 

Invitadas por el recuerdo, que las incita a memorar

que es la hora de la salida, como coro sin parar,

un llanto que amortigua las ganas inmensas de gritar.

 

Interrumpidas han sido, incluso por la necedad,

por la locura y remembranzas, los  recuerdos de tal lugar.

Las fechas, las horas, el momento o nada en especial.

 

Han sido forzadas a salir, a recorrer un campo entristecido,

llegar a un río que está seco y en el rotundo olvido,

y se van al precipicio de una temblorosa quijada,

que al parar una lágrima, por otra que le sigue es aventada,

 ha caído una, se han perdido varias,

lo más triste de todo

es por algo que no vale nada.

 

Ricardo Arias.

 

Poemas

INSPIRACIÓN EN LA MADRUGADA

Resultado de imagen para escribir por las nochesImagen: Reticente

Soy quien escribe durante la madrugada, soy quien despierta y se expresa, Quien poco analiza lo que redacta, pero quien con seguridad siente y sabe porque lo hace.

¿Quién me acompaña? Difícil de creer pero somos varios, un sentimiento puro y callado, una noche con alto volumen de silencio, también una oscuridad acogedora, un sutil y frio aire de la 1:30 a.m., ese tic nervioso de mis parpados agotados y más de alguno de los muchos motivos que tengo para poder inspirar a mi mente.

Escribo y únicamente traigo a colación las palabras, no sé quién me dicta, si el corazón o es el alma, porque siento que este par de manipuladores le han ganado en poder a mi mente, a la razón.

 

Ricardo Arias.

Poemas

DOLCE PECATTO

Lo mejor del destino, es que ajustado con un poco de suerte, hacen que las situaciones más prodigiosas ocurran de manera sumamente inesperadas.

No se puede describir la alocada coincidencia, solo se disfruta si disponemos del coraje para hacerlo.

Todo empieza en las marañas del coqueteo durante la explosión de un par de pupilas dilatadas y el asombro de las pestañas intensamente asombradas, tras el inicio de una guerra predicha a ganar de manera fácil.

La obvia mirada tan sinuosa que originalmente fluyeron de ese par de luceros de color miel, convirtiéndose a flamas envueltas de perversión y placer compiten contra la falsa mirada de inocencia que incita a llevar a cabo el cometido.

Gif: Pinterest

La lujuria latente del deseo escondido en un acento bastante llamativo. La menta llega a trastornar cada sentido, alterando la realidad con un roce psicodélico que de manera intencional ha sido provocado. Una casi perfecta sonrisa en su cara está dibujada y un cambiante color en el rostro por un juego de luces es provocada.

¿Qué pasa si corremos el riesgo de abandonar por una vez lo que tanto daño nos hace, pensando en las fantasiosas historias creadas por nuestra manipuladora imaginación, que de igual manera, sabemos que no pasaran?

La única forma de saberlo es dejarse llevar… indagar en lo desconocido, penetrar en el deseo ambiguo de lo inesperadamente incorrecto pero, a su vez, irresistible. ¿Cómo poder negarse? ¿Cómo no querer experimentar qué se siente tener al otro lado del mundo en un acto casi de fortuna?

La moral se ve dominada ante las ganas inmensas de pecar, pecar por gusto, pecar por algo bueno, pecar por algo que de verdad es alucinante. Dolce Pecatto!

 Gif: pa1.narvii.com

Una pequeña llave, que con un giro hacia la izquierda sella el pacto y dicta que ya no hay marcha atrás. ¡Qué tontería!, como si alguien desea retractarse cuando apenas empieza la fiesta con un metro ochenta y cinco centímetros de gloria.

El intenso festín, transcurrió en lo meramente obvio.

Al amanecer, abrir los ojos viendo hacia la nada, recapitulando cada escena, cada movimiento, cada acción, con una sonrisa traviesa marcada en el rostro tras sentir un susurro hacia el oído diciendo… Boungiorno!!!

Imagen relacionada Imagen: diariodeunaspsicopatas:wordpress.com

Ricardo Arias.

Poemas

DESAHOGO

Imagen: Swangger.mx

Y escribir se volvió en ese grito, ese que calla en las almohadas durante ciertas noches, cuando no se encuentra la salida de los recuerdos, ni la manera de sanar las heridas, cuando alguien se siente tan presente siendo ya del pasado, cuando inquietan las interrogantes.

¿Cómo se puede amar a otra persona? ¿Cómo puede existir el deseo ajeno de querer otra piel, otros labios, otros brazos,  mirar a otros ojos y repetir lo que con el alma ya se había dicho?

Y no hablo de infidelidad, hablo de la infelicidad provocada por el capricho de una mente convencional que huye de vivir el loco amor que pocos saben experimentar, de esos que marcan, que no se borran, que perduran, de los que son obligados a guardarse y que se marchitan aun siendo de los más verdes.

 

Ricardo Arias.

Poemas

PROMESAS

Imagen: Marketingdirecto.com

Promesas, ¿tuyas?, ¿mías?, ¿nuestras?, ¿ajenas?,  quizás viables o fuera de nuestro alcance.

¿Cuáles?, ¿dónde? ¿cuándo? Todo está en blanco, y aun cuando hay muchos colores para dar vida, la tinta gris se empeña en pisar el tapiz.

¿Me ayudas?, Hay un nuevo panorama que convertir, muchas cosas por hacer y muchas otras  por cumplir, unas deben esperar, otras se deben despejar, a unas decir adiós y a otras la bienvenida dar.

¿Qué hay que hacer? ¿A dónde hay que llegar para poder cumplir esas promesas? Probablemente me hago muchas preguntas, lo más absurdo es que no tengo respuestas, porque la retórica me castiga queriendo hacerme ver como un tonto impaciente.

 

Ricardo Arias.

Poemas

MIENTRAS SEAS TÚ

Imagen: Pinterest

Mientras tú seguramente duermes, yo te pienso!

Mientras tú no lo recuerdas, yo te quiero!

Mientras tú estás en un séptimo sueño, yo te anhelo!

Mientras se va acabando el tiempo, no te olvido!

Mientras no me ves, yo te siento!

Mientras no estás aquí, yo te tengo!

Mientras tu más vengas a mí, más te amo!

Mientras menos lo hagas, más te extraño!

Mientras pasa el tiempo, yo te escribo!

Mientras no haya dudas, yo te venero!

Mientras más lo pienso, en ti confío!

Mientras estés conmigo, más te deseo!

Mientras tú te despiertas, yo sueño contigo!

Mientras seas tú, tú, tú…

 

Ricardo Arias.

Poemas

GÉNESIS DE PASIÓN

¿Y a qué se le escribe?, ¿al amor o al desamor?, ¿Se escribe con locura o serenidad?, ¿Dicta el sentimiento o el pensamiento?, ¿Una poesía pensada o una recién inventada?

En la serenidad de aquella tranquila noche, con tan despejado cielo y la persuasiva sensación de aquel frío acogedor que al cerrar las puertas nuestras manos se ataban, llevando a cabo lo que desde hace tiempo se esperaba.

El fuego que iniciaba con  el cruce de nuestras miradas.

¡Intensas miradas!

Mientras todo se da a favor, por cosas de suerte o por cosas del destino, con sutileza y con grandes ansias se da inicio a nuestro cometido.

La delicada manera con la que tu cadera yo tocaba y el éxtasis que tu olor corporal me provocaba, el deseo y las ganas en un beso acababa y esto la pasión encendía.

En mis orificios nasales tu loción favorita, la manera perfecta para demostrar nuestra mutua demencia entre la pulcra mezcla de nuestro sudor.

El roce delicado de mis manos entre tu pecho, o de mis labios con tus labios sin ningún pudor, mientras nace tu tierna sonrisa impregnada con ese toque atrevido, lo suficientemente alucinante para no querer separarme.

Tu cabello, tu piel, tus marcas, tu ser, un ser con absoluta dulzura, ¿una dulzura imaginaria?, Una dulzura tan real como lo perfecto de tal momento, una dulzura tan real como nuestro existir mismo.

 

Ricardo Arias.

Poemas

PARAÍSO DE ILUSIONES MUERTAS

Noviembre fue el mes de la verdad absoluta, tuvo el día en el que por fin desperté de tan extenso sueño.

Como un caballero me he despertado, ¡que divertido!, en ese sueño fui un caballero tratando de conquistar un territorio que en lo absoluto me pertenecía.

Me propuse no ver todo lo inservible de ese espacio, quería ver frutos en la tierra que consideré perfecta.

Me dedique a crear un cielo de colores en un material gris, absorbente y corrosivo.

Que emoción me causaba cuando una pequeña hoja verdecita nacía, me daba esperanzas, miles.

El placer duraba poco,  en pocos días, o casi de inmediato esa hoja verdecita se marchitaba.

Volví a quedar sin nada en aquella tierra áspera y brusca.

Pasaba el tiempo y no lograba ver  resultados positivos.

Pero de la nada la tierra parecía muy prometedora, y volvía a creer en que era la indicada. Ilusiones mías.

Quería lograr un objetivo que ese mundo ya me había negado, en el fondo reconocí que ya no debía seguir gastando fuerzas en tratar de regar ese polvo implacable.

Me empeñé en sus tierras, quise que el agua fluyera, que las flores brotaran, pero fue en vano porque el suelo estaba seco, es inútil, no es fértil, jamás sobreviviría.

Por alguna razón, hubo un tornado de puertas de salida. Recordar que es  un sueño.

Pero en el último recuerdo del último capítulo de este sueño, una novela resultó más interesante. Lo suficientemente interesante para decidir tomar ese tornado y que me arrojara a despertar.

Todo me lo había imaginado, todo fue un producto de mi mente, al menos este sueño me advierte a poder encontrar una tierra buena, fecunda y firme en donde colocar  mis pies.

 

Ricardo Arias.